Alta Fulla   |   Catálogo general   |  Libros en catalán   |   Distribución   |   Pedidos   |   Correo

 

Marcel Griaule
Dios de agua

El pueblo dogón, que habita en los abruptos roquedales de Bandiágara, al N. E. de la República de Malí, ha sido referencia obligada para los africanistas desde los primeros trabajos de Marcel Griaule, quien, por boca de Ogotemmêli, un viejo cazador ciego, nos desveló lo más profundo de su cultura: una cosmogonía y una visión simbólica del universo que impregnan todos los aspectos de la vida cotidiana. En Dios de agua Griaule adoptó deliberadamente un lenguaje llano, accesible para un público no especializado. Impresionado por la riqueza y complejidad de los conceptos que le fueron revelados, quiso darles una difusión comparable a la de las mitologías antiguas, reivindicando las culturas africanas —desconocidas o subestimadas— y rindiendo homenaje al anciano que fue el primero en tener la osadía de mostrar al mundo de los blancos una cosmogonía tan rica como la de Hesíodo y todavía vigente en nuestros días.